Cambios

“¿Cuánto se envejece en un día?” “¿Cuánto cambia el mundo en un día?”.

Éstas podían ser, y serían, dos de las preguntas que se hacía Raúl en el porche de su casa desde que era niño.

“Algo cambiará aunque sea imperceptible, porque si no lo hiciera, las cosas no cambiarían nunca…”

Continuar leyendo «Cambios»

Incidente

Hacer otras cosas mientras se conduce no es fácil ni recomendable, y según de qué se trate, puede ser hasta delito. Se puede escuchar música sin mayores complicaciones, incluso hablar por teléfono con el manos libres sin perder demasiada concentración. Sin embargo, observar lo que hay a los lados de la calzada ya es más complicado y peligroso. Continuar leyendo «Incidente»

Otrora

En ésta fría tarde de Noviembre, en éste inhóspito lugar, estamos una multitud, aunque no lo veas. Somos el aire frío, la nieve, la niebla, los arbustos de alta montaña, el silbido del viento, el Bar sin nombre con innumerables vivencias en su interior, y yo.No tengo claro si esas vivencias permanecen ahí, el eco de las risas, gritos, llantos, bromas, y discusiones, hace tiempo que se apagó, y quizá su espíritu también se esfumó por los huecos de las inexistentes ventanas. Por donde ahora entra implacable el aire húmedo y corrosivo de las altitudes. Continuar leyendo «Otrora»

Pereza

La pereza es la compañera más fiel, nada más despertar por la mañana ahí está, y se manifiesta sutilmente impregnándolo todo, en infinidad de lugares y momentos.

La caricia de las sábanas de franela, cada hilo toca cada una de las terminaciones nerviosas de la piel, dulce caricia, y aun así no hay satisfacción suficiente.

Continuar leyendo «Pereza»

Un sueño

Cual bohemio en París, sentado me hallo en la cafetería del museo de Zaragoza,  bueno,  al menos en uno de ellos. Con mi copa de vino joven Lágrima, estoy sólo en la cafetería, y espero estar a la altura de la escena descrita.

Continuar leyendo «Un sueño»